Astenía primaveral y nutrición sobre pan

alimentos astenia primaveral

¿Sufres de astenía primaveral?

El principio de la primavera nos puede sorprender con bajadas de energía. La alimentación pobre en vitaminas y antioxidantes que tuvimos durante el periodo de invierno puede ser una de las causas de la astenia primaveral.

Otras causas de la astenía pueden ser la falta de movimiento, el consumo de alimentos en coservas de manera abusiva, los cambios bruscos de temperaturas y el consumo reducido de agua o líquidos.

¿Cómo tratamos con la astenía primaveral?

Tras el periodo invernal nuestro organismo debe equilibrarse tanto desde el punto de vista alimenticio como desde el punto movimiento.

Una alimentación rica en verduras y frutas de temporada nos proveerá las vitaminas y minerales necesarias para adquirir la energía que necesitamos para arancar con fuerzas renovadas en primavera.

Aparte de las verduras es recomendable consumir lácteos, pescado y huevos, alimentos que nos aportaran las vitaminas D. No se os olvide también exponeros al sol ya que eso activa y hace que el organismo absorba mejor las vitaminas del tipo D.

El movimiento y el consumo de líquidos es imprescindible

Un consumo adecuado de líquidos es necesario para desintoxicar el organizmos. Consumir agua, tés y limonada sin azucares, colorantes y otros aditivos añadidos

Intentar hacer deporte al menos 30 minutos todos los días para tonificar el sistema oseo articular y activar el metabolismo.

Resumiendo, llevar un estilo de vida saludable hará que la astenía primaveral no se haga presente en tu vida o desaparezca

Comparte esta entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *