Salteado de brócoli y quinoa

La receta que vamos a ver hoy es para personas que les gustan comer sano sin renunciar a sabores exquisitos y ricos. Sabores que pueden alegrarle el día a todo aquel que está haciendo una dieta o simplemente le gusta comer sano.

El salteado de brócoli y quinoa es un plato que últimamente se ha vuelto muy de moda y que podemos encontrar en la mayoría de los restaurantes vegetarianos.

Cómo en nuestro día a día necesitamos incorporar cereales y verduras pero muchas veces nos quedamos sin ideas esta receta de salteado con brócoli y quinoa puede sacarte de la rutina y aportarte un alto porcentaje de proteína y fibra.

¿Qué necesitamos para el salteado de brócoli?

  • Brócoli – 1 unidad mediana
  • Quinoa – 200g
  • Pasta Harissa – 1 cucharada
  • Nata ligera para cocinar – 100ml
  • Sésamo tostado – 2 cucharadas
  • Pistachos – 2 puñados
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

¿Cómo preparamos el salteado?

  1. Medimos la los 200g de quinoa haciendo uso de un vaso. Si el vaso está completamente lleno, lo echamos en una olla junto con 2 vasos del mismo tamaño con agua, un chorro de aceite de oliva, sal según gusto y dejamos hervir aprox 12 minutos. (ver etiqueta de la quinoa)
  2. En otra olla ponemos agua a calentar para hervir el brócoli previamente cortado con un poco de sal, un chorrito de aceite y una pizca de bicarbonato para obtener un verde más intenso. Hervimos a fuego lento unos 7 u 8 minutos.
  3. Mientras tanto vamos poniendo en una sartén la nata para cocinar. Cuando haya empezado a hervir le incorporamos la pasta harissa, removemos bien y guardamos en un cuenco.
  4. Limpiamos la sartén, calentamos un poco de aceite de oliva (unas 5 cucharadas aprox.) y salteamos el brócoli junto con la quinoa, los pistachos y las semillas de sésamo.
  5. Servimos con la salsa que preparamos aparte, para que todo el mundo eche la cantidad deseada.

Trucos y consejos para esta receta

  • La mejor manera de limpiar la quinoa es dejarla 3 o 4 minutos al remojo, escurrirla en un colador fino y volver a limpiarla dentro del colador debajo del grifo.
  • Puedes usar también almendras o nueces tostadas. Lo único a tener en cuenta es que el plato aportará más valor energético puesto que los frutos secos tienen muchas calorías.

Comparte esta entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *